22.7 C
Asunción
miércoles, febrero 14, 2024
< a href="www.expressnews.com.py">

Ley SAF: la llegada de dinero a los clubes no es problema si hay un marco jurídico adecuado, asegura experto

FUTBOL BRASILERO DUPLICÓ SU PARTICIPACION EN EL PIB EN SOLO DOS AÑOS (PARTE II - FINAL)

El dinero inyectado a los clubes no es un problema si es que llega dentro de un marco jurídico apropiado y bajo los controles de los organismos pertinentes, manifestó el abogado Rodrigo Monteiro de Castro, coautor del Proyecto de Ley 5082/2016 que creó las Sociedades Anónimas en el Fútbol de Brasil. En esta segunda y última parte de la entrevista exclusiva con ExpressNews, el experto nos comenta además que el fútbol brasilero, en solo dos años, pasó de 0,8 a 1,6% su participación en el Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Rodrigo Monteiro de Castro, abogado, coautor de la Ley SAF en el Brasil

– El tema de meter dinero en los clubes de fútbol, muchos lo ven como algo vidrioso por el tema de lavado o blanqueo de actividades ilícitas. ¿Qué nos dice al respecto?

Lo que es importante señalar es que, en el mundo hoy, y no voy hablar como periodista o como conocedor de fútbol, voy hablar como una persona conocedora del bussines, negocios, y cuando uno mira el mundo del fútbol, puede ver que todos los clubes importantes de Europa, salvo dos o tres excepciones, son empresas o sociedades anónimas, y sabemos perfectamente cómo son los controles en Europa, llámese controles financieros o fiscales. Los clubes europeos hoy día, casi todos convertidos ya en sociedades anónimas, están sujetos a rigurosas leyes fiscales que sancionan ejemplarmente cualquier anomalía dentro de los fondos que son manejados por estos clubes. Existen incluso casos de multas multimillonarias a clubes trasgresores a estas leyes, por lo tanto la ley SAF no significa, de ninguna manera, un pase en blanco para la llegada de capitales de dudoso origen.

La plata no es un problema si ella llega a los clubes dentro de un marco jurídico apropiado. La Ley de Sociedades Anónimas en el Fútbol debe contemplar que los órganos de fiscalización actúen ante la más mínima duda. El problema es hoy, cuando los clubes operan bajo la figura de organismo sin fines de lucro evadiendo así muchos controles. En el Brasil los clubes, con la SAF, están hoy en la Comisión Nacional de Valores, pero para eso deben mantener una transparencia total de sus balances, ingresos, egresos, presupuestos, etc.

Hay que ser razonables, hoy en día los clubes de América no tienen más condiciones de competir con los europeos. Hace 10 o 15 años se ganaban Copas Intercontinentales, Copas Mundiales de clubes, pero hoy hay una diferencia muy grande. Entonces, cómo vamos a cambiar eso, cuál es la ambición de los clubes, y, como estos clubes más grandes, tienen ambiciones mayores, se están abriendo a los inversionistas y están logrando cosas increíbles. Equipos que hace cinco años eran considerados equipos chicos y luchaban siempre para mantenerse entre la «A» y la «B» hoy están disputando las finales de la Champions League.

– ¿Cómo lo ve a Paraguay hoy día?

En Paraguay, mirando de fuera, fue un país fuerte como selección, fue un país temido a nivel de clubes. Yo soy hincha del Sao Paulo y me acuerdo muy bien cuando teníamos que jugar acá en el Defensores del Chaco, era siempre un infierno. Hoy, cuando un club brasileño va venir a Paraguay, ya no existe ese miedo, se puede perder claro, pero no se tiene más ese miedo de antes porque acá los clubes no tienen los equipos que tenían antes.

Olimpia, el más grande de Paraguay, hoy tiene cerrado los transfer por problemas económicos

Olimpia por ejemplo está con transfer cerrado, no tiene más derecho a contratar. Cerro hace muchos años que no forma un equipo competitivo. Entonces, cuando se mira hacia Paraguay y uno se pregunta dónde está la solución, la solución pasa por las inversiones, pero cuando se mira el sistema jurídico de Paraguay, es lo mismo de lo que fue en Brasil hasta el 2021, se debe saber cuál es la ambición de los clubes de Paraguay, es el fútbol interno?, unos contra otros?, ok, va continuar así, todo bien. O quieren proyectarse hacia cosas más grandes?. Entonces no hay otra forma más que las inversiones.

Puede ser que esté equivocado pero yo no veo hoy de Paraguay con la fuerza que ya ostento en nuestro continente en otras épocas y, para recuperar eso, va necesitar de inversiones capitales.

La Ley va ser la condición, no suficiente, pero sí necesaria para que se promueva el encuentro de la historia y la tradición del fútbol, con los recursos necesarios para financiar este desarrollo. La ley no garantiza el campeonato a todos, porque sólo uno es campeón, pero le da la posibilidad de campeonar a todos. Por el contrario, sin la ley, cada vez va ser más difícil llegar a los objetivos de siquiera clasificar a los lugares de preponderancia.

Lo que estamos haciendo en Brasil es un marco jurídico que está ofreciendo seguridad para que el fútbol y los inversionistas se encuentren a partir de este marco desarrollen una actividad que es importantísimo deportivamente claro, pero también económicamente y socialmente para el país.

– Cómo se rompe con el caciquismo que hay en la dirigencia del fútbol?

El sistema de Paraguay es muy similar al sistema de Brasil, de Argentina, es decir tenemos aquí una proyección casi cultural. Muy importante esta ley, no es nuestro propósito en el Brasil y creo que el proyecto de aquí es el mismo, nosotros no vamos a cambiar las reglas de juego.

Esta ley en principio en Brasil, y aquí no tengo como afirmar, pero en Brasil, el presidente de la Confederación dijo que «si quieren hacerlo que lo hagan, no voy a apoyarla ni tampoco criticarla». Pero él mismo (el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol) se dio cuenta después, que tenía un problema irrecuperable, que era el déficit de los clubes importantes, que siempre iban a su oficina a pedir plata y esta plata nunca se utilizó para desarrollar sino para pagar deudas. Era un sistema muy precario. Entonces, cuando llegó la ley y los clubes empezaron a recibir recursos y a tornarse fuertes, el mismo sistema se dio cuenta que eso era importante para el sistema. El presidente se dio cuenta que la Confederación es mucho más fuerte cuando sus afiliados son más fuertes.

Ahora tienen plata para invertir, para traer Segovinhas, como el caso de Botafogo, para traer jugadores de Europa, para mantener jugadores buenos, o sea, el producto se tornó mucho mejor. Los hinchas están frecuentando mucho más las canchas de lo que hacían hace dos o tres años. Este año hubo récord histórico en Brasil de los hinchas en las canchas.

El fútbol brasilero ha experimentado una verdadera revolución económica en solo dos años de implementación de la LEY SAF

La pregunta que es muy importante también para saber cómo romper el caciquismo en los clubes, porque casi todos los clubes tienen sus caciques y ahí fue una situación de absoluta necesidad. Se empezó por ejemplo con Cruzeiro que es muy tradicional, campeón de la Libertadores, campeón muchas veces del Brasil, pero que no tenía más dinero para pagar la luz, fue la necesidad que los llevó allí. Botafogo, el mismo Vasco da Gama, el club Bahía que tenía la condición de mantenerse siempre ahí y pensó el presidente y resolvió «yo no quiero estar más aquí, quiero algo mejor» y fue entonces una cuestión de ambición.

En definitiva, una vez que se inicie la transformación, el mismo sistema se encargará de que el sistema se transforme hacia mejores objetivos con la capitalización.

– Y los hinchas, cuál fue la reacción que tuvieron?

Los hinchas tenían también una resistencia inicial, pero, cuando se dieron cuenta que, por ejemplo, Manchester City hace 10 o 12 años era un club de segunda, tercera división en Inglaterra, hoy es el Número 1 en el mundo y se transformó con un inversionista que es el Grupo City. Cuando los hinchas de Botafogo se dieron cuenta de que John Textor (poderoso inversionista norteamericano) iba a invertir en su club, traer tecnología, gente y más, pasaron de la incredulidad a apoyar el cambio en el club. Y allí se creó un fenómeno muy interesante, porque los hinchas de otros clubes empezaron a presionar a sus caciques y a decir, ¿por qué nosotros no?, mira ellos tienen su SAF y nosotros dónde estamos? y fue así que el sistema empezó a organizarse.

– La ley, asegura el éxito a los clubes?

Ese es un punto importante. La ley no va solucionar a nadie pura y formalmente. O sea, es el principio, la condición para que después se organice todo eso. En Brasil, el Estado se puso muy favorable a esta ley entonces empezaron los ataques del sistema por vía judicial y nosotros empezamos a trabajar las estructura de poder del Estado para proteger la ley. Por ejemplo sacamos una orientación que fue hecha por la Comisión de Valores, que aquí sería la Comisión Nacional de Valores, para orientar a los inversionistas en los clubes, registro de comercio, también logramos sacar una norma para informar cómo se hacía, entonces el Estado se dio cuenta de la importancia de esto y de cómo se podría dar un impulso económico hacia un sector apagado.

El PIB brasileño dobló en el fútbol, creo que era 0,8 y hoy está en torno de 1,6% la representación del fútbol en el PIB de Brasil, o sea, se duplicó en dos años. Y esto recién está empezando, esto va ser enorme, muy enorme. Tenemos ya más de 40 clubes con SAF en dos años, después de una resistencia de los mismos clubes.

– La Ley en Paraguay va ser una réplica a la del Brasil?

La Ley de Paraguay, tiene como referencia la Ley de Brasil pero es tropicalizada para su realidad. Nosotros estudiamos lo que pasó en muchos países, sobre todo europeos, asiáticos y latinoamericanos. Hay muchos países que tienen sus leyes, Portugal tiene su ley que está hecho en base a la ley española, Italia también, Francia también.

Ahora, en ésta región y como nosotros la propusimos en Brasil y como Paraguay está haciendo ahora, no existe otra. Por ejemplo, encontramos en Chile la Sociedad Anónima Deportiva Profesional, pero no fue una ley que sistematizó y programó para permitir el encuentro de las partes. Es una ley mucho más formal, puede transformarse en una S.A. pero no se organizó los instrumentos necesarios para la adaptación a su realidad, es muy diferente. Pero, básicamente se puede encontrar la SAF en Uruguay, en Chile, en Colombia también, pero no de la manera que hicimos en Brasil y que ahora también se presenta en Paraguay.

 

(*) Rodrigo Monteiro de Castro, es el asesor y consultor de la senadora Lilian Samaniego en la elaboración de la Ley SAF para Paraguay.

 

Related Articles

Deja un comentario

Stay Connected

22,878FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles

A %d blogueros les gusta esto: