20.7 C
Asunción
sábado, julio 20, 2024
< a href="www.expressnews.com.py">

Ley de Sociedades Anónimas en el Fútbol (SAF), ¿una quimera o la salvación para los clubes paraguayos?

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL AUTOR DE LA LEY EN EL BRASIL (PARTE I)

Clubes con millonarias deudas, demandas laborales, problemas fiscales, déficits por todos lados, ese era el panorama en Brasil cuando se presentó la Ley de Sociedades Anónimas en el Fútbol (SAF) en el año 2021. A dos años de su implementación, más de 40 clubes se han acogido a la legislación y se está generando una verdadera revolución en el fútbol brasilero. El fútbol de Paraguay podría ser el próximo destino de los inversionistas con un marco legal adecuado, dijo a ExpressNews en exclusiva, Rodrigo Monteiro de Castro (*), uno de los autores del Proyecto de Ley 5082/2016, que crea la Sociedad Anónima de Fútbol de Brasil.

Rodrigo Monteiro de Castro, abogado

¿Qué nos puede decir de la Ley de S.A. dentro del fútbol?

La ley de sociedades anónimas dentro del fútbol, en mi opinión, es una iniciativa muy importante para el país. Cuando se toma como ejemplo la iniciativa exitosa del proyecto que se presentó en Brasil, en 2021, lleva dos años y está promoviendo una verdadera transformación del fútbol brasilero y, lo que es más importante, no solo la transformación del fútbol sino también reflejos de carácter sociales y económicos muy importantes.

Yo trabajé en la ley del Brasil, la idea fue mía y de otro abogado. Nos dimos cuenta de que el fútbol es la actividad de entretenimiento más importante del mundo. Hay más países en la FIFA, que en la ONU. Son 5.000 millones de personas que acompañan este deporte y solo en Brasil son 150 millones.

Pero nosotros, y hablo como Brasil, habíamos producido una industria deficitaria del fútbol. Casi todos los clubes brasileños tenían déficits, problemas fiscales, laborales, legales, pero toda la gente seguía teniendo una pasión por el fútbol.

Hoy en Brasil el fútbol tiene algo así como 11.000 millones de reales en deudas, esto es como 2.000 millones de dólares en deudas de los clubes. Y algo muy importante, en Brasil los clubes no pagan impuestos, son pocos los impuestos que pagan, entonces hay una ayuda gubernamental, pero aun así, los clubes generaban crisis y Brasil se convirtió apenas en un exportador de jugadores y no más en un creador de tecnología del fútbol.

¿Pero, qué es lo que tiene la ley SAF para revertir esa crisis?

Cuando hablábamos con los inversores, que es en lo que yo trabajo, preguntaba: ¿por qué no inviertes en el fútbol?. La respuesta era de que es imposible mientras no se tenga un marco legal que garanticen esas inversiones, porque la organización del fútbol es muy hermética y no se tiene seguridad jurídica para invertir en el fútbol en el país. Es decir, nosotros ponemos dinero en todas las actividades pero en el fútbol no tenemos condiciones para invertir, era la respuesta que recibíamos.

Fútbol brasilero ha mejorado con las SAF, sostiene autor de la ley

Fue a partir de eso, de la percepción de que el fútbol es muy importante económica y socialmente en países como Brasil o Paraguay, tiene una preponderancia social y de desarrollo humano y educacional únicos.

Entonces, cuando me di cuenta de eso empezamos a trabajar en un proyecto que tenía varios principios. Primero, que la tradición, la historia del club tenía que ser respetado, esto es muy importante. Segundo, para que el club se encuentre con un inversor, necesitamos de un marco legal y este marco va servir como la referencia dentro del cual el inversor con el club van a encontrar los caminos para que la inversión haga el desarrollo de la estructura histórica del fútbol.

Y fue a partir de ahí que partimos para un proyecto, que es diferente, por ejemplo, de los dos proyectos brasileños de los años 2000, uno de Zico y otro de Pelé, que eran meramente formales, como es el proyecto de Chile y de Uruguay, que es crear simplemente una Sociedad Anónima y esto no es la solución porque además de crear una S.A. tenemos que crear el marco legal, los instrumentos que van a ser atractivos para los clubes y también para los inversionistas.

¿Esta ley sería una imposición para todos los clubes?

Eso es muy importante de dejar bien claro. Esta ley no es obligatoria, no obliga a nadie que no quiera acogerse a la legislación, pero está ofreciendo la posibilidad a todos los clubes de partir para un modelo que pueda sacarlo de la crisis.

Antes de partir, que es lo que yo siempre digo, es muy importante que el club conteste 5 preguntas: lo que yo soy; lo que yo quiero ser; cómo voy a llegar a eso; con cuáles recursos; y finalmente con quién lo voy hacer. Con quién, es muy importante porque cada club tiene su realidad, la realidad de Olimpia es muy diferente a la realidad de Cerro y es diferente el de Guaraní, al de Luque, etc. En la ley no se va encontrar una solución única para todos, porque eso es una estupidez. La ley es como un Lego (rompecabezas) que se adapta para que los proyectos se realicen de acuerdo a las realidades, por ejemplo, un club de la segunda que es más chico, que tiene su realidad local, no va atraer nunca al Grupo City. El Grupo City tiene un interés mucho mayor, pero puede tener por ahí su proyecto con inversores locales o nacionales que tienen interés en tener una historia fuerte, afirmar la marca, invertir en la cancha.

¿Hubo resistencia o aceptación inmediata a la ley?

Lo que pasó en Brasil fue muy importante porque cuando se presentó la ley, los opositores decían que no va tener frutos, nadie va venir al Brasil. Semanas después llega Ronaldo, el fenómeno, y dice: «siempre intenté tener una participación en Brasil, pero no tenía un marco legal, ni seguridad jurídica. Ahora estoy tranquilo y estoy comprando el Cruzeiro».

Cuando dijo eso, mis amigos banqueros, que también se resistían al principio, empezaron a llamarme y a todos los otros para comprender qué estaba pasando. Porque si Ronaldo llegó quiere decir que tenemos algo.

Botafogo fue uno de los primeros en acogerse a los beneficios de la SAF en Brasil. Ahora acompaña la ley impulsada en Paraguay por la senadora Lilian Samaniego

Fue una enorme promoción. Después vino una segunda promoción casi tan grande también, que fue el inversor del Cristal Palace, del Olympique de Lion y de un equipo belga (RWD Molenbeek) llamado John Textor, el americano que invirtió en Botafogo, un club tradicional que no gana la primera hace 28 años.

Hoy Botafogo está peleando el campeonato y John Textor, que llegó en el 2022, en su segundo año ya está con un proyecto claro. Obviamente que hay suerte también de por medio, pero esto que revela Botafogo, que en las últimas tres décadas estuvo en primera, segunda, primera, segunda, siempre luchando por permanecer y ahora en su segundo año ya está por ganar el Brasileirao.

Después hay un fondo americano que se llama «777 Partners» que invirtió en el Vasco Da Gama, otro club muy tradicional y que hace rato no gana títulos y hay otra situación que fue muy especial con el «Grupo City» que también intento en otras oportunidades comprar e invertir en Brasil y con la ley logró ingresar al Bahía. Llegaron hace un año con una inversión en Bahía es decir que ahora hay un club brasileño que es parte de este poderoso grupo internacional. Esto también fue fenomenal porque es un grupo importante con inversiones en otros países incluso en Uruguay y que nunca encontró en Brasil la posibilidad de invertir.

Llegaron luego otros proyectos de capitales que quieren mejorar y después vender, por ejemplo, la situación de Atlético Mineiro, es el club con el cual Ronaldiño fue campeón de la Libertadores. Este club es muy tradicional, con muchos hinchas con una deuda impagable. Lo que organizaron ahí en este proyecto, crearon una SAF con participación del club y los acreedores más grandes que son 4 inversionistas que tenía el club y convirtieron las deudas en capital. Entonces la SAF de Atlético Mineiro va tener un grupo de inversores que son los que ya invertían en el club. Firmaron un acuerdo de socios para hacer el gobierno de la institución y este es otro ejemplo, otra situación de inversores locales que están ayudando a transformar el club.

Repito, no es una ley que obliga, es una ley que ofrece la posibilidad a todos y muchos ya están partiendo para el modelo de SAF, especialmente los clubes con muchas deudas, los que están organizados pero hoy tienen una ambición mayor, es decir, ya no quieren ser uno más en la tabla sino ser protagonistas del campeonato, como Botafogo, como Bragantino y otros.

Y ahora, los más grandes, los 4 equipos que son enormes en Brasil. El más grande que es Flamengo, que es una monstruosidad, después el Corinthians, el Sao Paulo y el Palmeiras ya empiezan a debatir este tema para posibles alianzas a través del SAF.

Próxima nota: «La Confederación no estuvo ni a favor ni en contra de la SAF»

(*) RODRIGO MONTEIRO DE CASTRO: Abogado, coautor del Proyecto de Ley 5082/2016 que crea la Sociedad Anónima de Fútbol de Brasil, es además autor de más de un centenar de artículos y coordinador de 8 libros sobre Derecho Corporativo y Mercado de Capitales. Doctor, magíster y especialista en derecho comercial por la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo. Actualmente, asesora a la senadora Lilian Samaniego (ANR) quien impulsa en nuestro país la presentación de la SAFP (Sociedad Anónima del Fútbol Paraguayo)

 

Related Articles

Deja un comentario

Stay Connected

22,878FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles