25.8 C
Asunción
lunes, abril 22, 2024
< a href="www.expressnews.com.py">

Alejandro Domínguez habría heredado esquema de apriete judicial del nefasto Clan González Daher

HERMANOS UTILIZABAN SISTEMA PARA FACTURAR, AHORA, EL DIRIGENTE PARA ACALLAR

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), Alejandro Domínguez Wilson-Smith habría heredado el mismo esquema judicial perverso utilizado por el Clan de los hermanos Oscar (+) y Ramón González Daher. A diferencia de éstos últimos, que se comprobó que utilizaban a jueces y fiscales para despojar a sus víctimas de todos sus bienes y así amasar una fabulosa fortuna, el titular de la Confederación utilizaría el mismo esquema pero para acallar a sus críticos y así mantener su administración libre de cualquier tipo de control.

Eran otros tiempos pero Domínguez y González Daher eran muy cercanos

Cada vez son más las evidencias de que el sistema judicial paraguayo, por años, estuvo sometida y prostituida a la ambición desmedida de los hermanos Oscar (+) y Ramón González Daher que, sin ningún tipo de escrúpulos, ni piedad, dejaron decenas de familias en la calle a través de juicios fraudulentos muy bien ejecutados por jueces y fiscales, en algunos casos genuflexos y serviles y en otras directamente cómplices y encubridores, que pergeñaron una estructura mafiosa e hicieron del “apriete” la herramienta perfecta para saciar la codicia del Clan que siempre se codeó con las más altas esferas del poder.

Con la reciente condena a 15 años de prisión de Ramón González Daher y antes a 7 años de cárcel de su hermano, el extinto ex senador Oscar González Daher, además de las sendas condenas a sus hijos Fernando González Karjallo (5 años) y Oscar González Chaves (8 años), se pensaba que el perverso esquema del “apriete” ya no tendría cabida en el sistema judicial paraguayo.

Sin embargo, y peligrosamente, se ha visto aflorar casi el mismo esquema en numerosos juicios impulsados por otra persona de gran poder económico y que, al igual que los González Daher, también se desenvuelve muy bien en las cúpulas del poder.

Se trata de Alejandro Guillermo Domínguez Wilson-Smith, presidente de uno de los organismos más poderosos del continente, y por qué no del mundo, como lo es sin dudas la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), entidad rectora del balompié en Sudamérica.

Domínguez, que incluso fue muy cercano a Ramón González Daher en la dirigencia de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), desde hace unos años viene persiguiendo con querellas por difamación y calumnia, a quienes se atrevan a criticarlo o a cuestionarlo, teniendo, casualmente, como abogado defensor al mismo abogado de Oscar González Daher, Claudio Lovera.

SIGUE VIGENTE

Justamente la prueba de que el esquema de “apriete” sigue vigente con Alejandro Domínguez, son los juicios por difamación y calumnia que el mandamás del fútbol sudamericano ha impulsado en contra de periodistas, dirigentes deportivos, ex funcionarios de la CONMEBOL e incluso en contra del reconocido ex guardameta de la Selección paraguaya, José Luis Félix Chilavert, con el solo propósito de acallar las críticas hacia su persona.

Alejandro Domínguez y sus empleados, José Astigarraga, Monserrat Jiménez y Graciela Garay

En la mayoría de los casos, el esquema es el mismo. Domínguez querella a su víctima, los juicios se inician sin que sean aceptados los elementos de prueba del demandado. No se presentan pruebas concretas y el querellante utiliza como testigos a sus mismos empleados: JOSE MANUEL ASTIGARRAGA (Secretario General de la CONMEBOL), MONSERRAT JIMENEZ (Directora Jurídica de la CONMEBOL), GRACIELA ESTHER GARAY (Directora de Ética y Cumplimiento de la CONMEBOL), FABIANA CASADIO (RR.PP. de la CONMEBOL), HUGO FIGUEREDO (ex Director de Competiciones de la CONMEBOL) cuyas simples declaraciones son suficientes para condenar a quienes critican al Jefe. Empleados de Domínguez fungen de testigos

De esta forma, por ejemplo, Domínguez ganó una demanda por difamación al señor Genaro González, un ex funcionario de la CONMEBOL (casi indigente y con un hijo discapacitado) al que nunca le pagaron el IPS y despidieron injustificadamente y a quien el juez Darío Báez, con inusual celeridad, condenó a dos años de prisión en un juicio plagado de irregularidades donde los testigos se contradijeron, se dictaron resoluciones que duran semanas en tan solo 4 días, se intentó por todo los medios dejar sin defensa al demandado, no se le permitió al acusado acceder a documentos y el juez dictó sentencia sin haberse resuelto su propia recusación ante la Corte Suprema de Justicia. El pecado de Genaro fue supuestamente haber declarado en una radio de que vio por la CONMEBOL al ex piloto paraguayo del siniestrado avión de LAMIA, Gustavo Encina. Este juicio fue llamado incluso el “juicio de la vergüenza” por la grosera parcialidad de la justicia a favor del “indefenso” Domínguez y en contra del “malvado” Genaro González.

En otro juicio, Domínguez ganó la demanda al ex dirigente de fútbol, José Medina Sagalés quien tampoco pudo acceder a los elementos de prueba solicitados a fin de ejercer su defensa como corresponde y como manda la misma Constitución Nacional. Medina Sagalés había dicho por la prensa que Domínguez era un corrupto y que el propio ex titular de la CONMEBOL, Juan Angel Napout (hoy día preso en EE.UU. por el caso FIFAGate) le había manifestado que el que cobró los 1,5 millones de dólares de coima de la empresa FULL PLAY fue nada menos que el mismo Alejandro Domínguez cuando era todavía presidente de la APF. Al respecto, cabe acotar que Domínguez se rehusa tenazmente a hablar del tema de los 1,5 millones de dólares que debían ingresar a las arcas de la APF pero que al parecer nunca llegaron a la asociación.

El presidente de la CONMEBOL tiene otros juicios en procesos en contra del periodista Chiqui Avalos y del también ex funcionario de la Confederación, Alexis Schreiber a quien no le perdona que haya promovido escraches en su contra tanto frente a la sede de la CSF en Luque, como frente al domicilio particular de Domínguez, para exigir el pago de la justa indemnización y el IPS para cerca de medio centenar de ex funcionarios despedidos injustificadamente de la CONMEBOL.

CASO CHILAVERT

En el caso de la querella de Domínguez en contra del ex portero de la Selección paraguaya, José Luis Chilavert, siempre por difamación y calumnia, se dio la particularidad de que el mismo querellante presenta chicanas. El juicio oral y público que debía realizarse en febrero de este año, fue suspendido a raíz de un incidente presentado por el mismo abogado de la querella, Claudio Lovera, según declaró la propia jueza Cándida Fleitas, aunque en ese momento varios medios de prensa “amigos” publicaron que el juicio se había suspendido por la inasistencia de Chilavert. Aquí hay que acotar que la jueza Fleitas había admitido todos los elementos de prueba que fueron solicitados por la defensa de Chilavert, ejercida por el abogado Pedro Wilson Marinoni. Esto no fue del agrado de la querella por lo que el abogado de Domínguez presentó un incidente que posteriormente fue tratado por un Tribunal de alzada que, increíblemente, anuló lo resuelto por la jueza por lo que todo el proceso volvió a foja cero.

Alejandro Domínguez y José Luis Chilavert

Entre los elementos de pruebas solicitados por la defensa de Chilavert se encuentran datos documentados sobre los ingresos y egresos, pagos tributarios, contratos y otros del presidente de la CONMEBOL. El ex guardameta albirrojo acusa directamente a Domínguez de manejos oscuros y graves irregularidades durante su presidencia en la APF como actualmente en la CONMEBOL.

INSOLITO

Otro demandando por Domínguez, aunque insólitamente no una sino dos veces, es el periodista de investigación Marcos Ricardo Velázquez, quien, siendo todavía redactor del Diario ABC Color realizó una serie de artículos en contra del presidente de la CONMEBOL, sin embargo, Domínguez decide querellarlo por supuestos agravios a través de su presunta cuenta de Twitter. En la primera demanda, a cargo del juez Víctor Hugo Alfieri, el proceso judicial lleva ya más de dos años y hace más de dos meses se encuentra en juicio oral, algo que también es inusual en procesos de este tipo que por lo general demandan mucho menos tiempo. Hasta aquí, la querella no ha presentado una sola prueba de los supuestos tuits de Velázquez y, como en los otros juicios, ha argumentado su demanda en las declaraciones de sus testigos, todos ellos empleados de la CONMEBOL. Este juicio oral tendría ya mañana una sentencia del juez Alfieri que ojalá se mantenga imparcial a la hora de definir el caso puesto que hasta el momento se ha visto un abierto favoritismo hacia la parte demandante.

Marcos Velázquez y Alejandro Domínguez

El propio Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) se pronunció sobre este juicio calificándolo de “acoso judicial” y afirmando de que se trata de un abierto intento por censurar la libertad de prensa. SPP califica de «acoso judicial» 

Añade además que el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en sus Observaciones Finales sobre el Cuarto Informe Periódico del Paraguay, dado a conocer recientemente, acerca de la situación de los Derechos Humanos, recomendó al Estado paraguayo: Garantizar asistencia y protección efectivas a personas defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que sea víctimas de amenazas, violencia e intimidación y garantizar que puedan llevar a cabo su trabajo en condiciones adecuadas, incluyendo la adopción de medidas legislativas especiales para su protección y de la implementación efectiva de medidas cautelares.

Cabe resaltar además que, en este juicio, durante su declaratoria, Alejandro Domínguez se rehusó a hablar acerca del contrato que le había otorgado a CIFFART/FULL PLAY por los derechos de televisación de la Albirroja para las Eliminatorias de Rusia 2018, por solo US$ 9,3 millones, habiendo una oferta formal de la empresa Tenfield por nada menos que US$ 17 millones. Domínguez se rehúsa a hablar de contrato CIFFART/FULL PLAY

La insólita segunda demanda en contra de Velázquez, a cargo del juez Carlos Hermosilla, ni siquiera tiene resuelto el pedido de los elementos de prueba presentados por la defensa del periodista que lo ejercen los abogados Juan Martín Barba y Rodrigo Cuevas.

CAPTURA INTERNACIONAL

Finalmente, y quizás el caso más llamativo en las últimas semanas, es la querella en contra del periodista deportivo argentino José Julio Chiappetta. Llamativamente Domínguez plantea la demanda ante la justicia paraguaya siendo Chiappetta ciudadano argentino, que vive en la Argentina y que el supuesto hecho agraviante se produjo en la Argentina. El juicio fue admitido por la jueza penal Inés Galarza quien rápidamente elevó el proceso a juicio oral y al no estar presente el acusado, sacó una orden de captura internacional en contra del comunicador argentino.

Orden de captura para periodista argentino Julio Chiappetta

El hecho motivo el repudio generalizado de organizaciones internacionales como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) del que, contradictoriamente, Alejandro Domínguez fue vicepresidente de la Comisión de Libertad de Prensa.

También la Asociación de Entidades Periodísticas de la Argentina (ADEPA) expresó su preocupación por el caso señalando que resulta contrario a la Convención Americana de Derechos Humanos y a la jurisprudencia de la Corte Interamericana la utilización del sistema penal para perseguir a periodistas por las expresiones que propalen. Preocupación por demanda a periodista argentino

A través de la cuenta del Foro de Periodistas Argentinos (FOPEA), Chiappetta dijo que él nunca recibió citación alguna para la audiencia ni estaba al tanto de que se realizaría el juicio oral, un clásico del esquema de “apriete” que se manejó siempre en al ámbito judicial a favor de los González Daher y que hoy favorece a Alejandro Domínguez.

Repudio del Círculo de Periodistas Deportivos de la Argentina

Tanto la querella como el pedido de captura internacional ante una inasistencia cuando Chiappetta afirma que nunca le llegó la citación aparecen como medidas de alta magnitud que no guardan proporción alguna con los hechos que se le imputan y que atentan contra el libre ejercicio del periodismo, al criminalizar la labor informativa, sostiene FOPEA que reclama además que se respete y defienda el derecho de los periodistas a ejercer su trabajo en libertad y sin restricciones u hostigamiento de ningún tipo.

Como puede verse, el sistema judicial continua con el perverso esquema del “apriete”, antes a favor de los González Daher para facturar, hoy favoreciendo a Alejandro Domínguez para acallar.

AUDITORIA A JUICIOS

Algunas víctimas del mencionado esquema de «apriete» señalaron a nuestra hoja que si la Superintendencia de la Corte Suprema de Justicia no actúa de oficio, pedirán formalmente la auditoría de todos y cada uno de los juicios iniciados en base a las querellas presentadas por Alejandro Domínguez, debido a las graves irregularidades que se observan en los procesos con parcialidad manifiesta hacia el titular de la CONMEBOL.

Related Articles

Deja un comentario

Stay Connected

22,878FansMe gusta
3,912SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles