35.7 C
Asunción
jueves, enero 13, 2022
< a href="www.expressnews.com.py">

Robert Harrison, acusado de quedarse con dinero del club Nacional y del club portugués Marítimo de Madeira

GRAVE DENUNCIA DE EMPRESARIO GONZALEZ ZELADA CONTRA TITULAR DE APF Y MIEMBRO DE CONMEBOL

Robert Harrison Paleari, presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) y miembro del Comité Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), fue acusado ayer por el empresario de jugadores Miguel González Zelada, de haberse quedado con 1 millón de dólares de la trasferencia del jugador Víctor Aquino al fútbol argentino, que debía haber ingresado a las arcas del Club Nacional y de haber maniobrado para evadir el pago de 150.000 euros al Club Sport Marítimo de Madeira de la Primera División del fútbol portugués. Zelada calificó a Harrison de inmoral, deshonesto, antiético, sin códigos ni principios y sostuvo que el presidente de la APF debería renunciar al cargo por decencia.

En menos de una semana Robert Harrison es acusado dos veces de graves hechos de corrupción

Todavía no se digiere bien el escándalo internacional que significó la semana pasada la publicación del periodista mexicano Ignacio Suarez, que acusa al presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) Robert Harrison de «encabezar un cártel mafioso dedicado a negociar con futbolistas a través de la Selección Nacional» y que involucra a sus amigos, agentes de jugadores, Juan Appleyard Pettengil y Pedro Aldave, cuando vuelve a sacudir otro escándalo aun mayor en contra del titular de la entidad rectora del fútbol paraguayo.

En la víspera y a través de una entrevista en vivo en su cuenta de Twitter (@gonzalezzelada), el empresario Miguel González Zelada, acusó directamente al presidente de la APF, Robert Harrison, de quedarse con 1 millón de dólares, patrimonio del Club Nacional y además de haber realizado una maniobra para no pagar 150.000 euros que había acordado contractualmente con el Club Sport Marítimo de Madeira de Portugal, si se concretaba algún traspaso del jugador Víctor Aquino.

A continuación transcribimos in extenso las explosivas declaraciones del empresario Miguel González Zelada:

Robert Harrison me llama un día y me dice: Mira Miguel, nosotros como Nacional le prestamos -a Víctor Aquino- al Marítimos de Madeira, un club de Portugal. Y yo llegué a un acuerdo con el jugador y le vamos a rescindir su contrato con Nacional.

Es que, habían quedado en un acuerdo que si le vendían al jugador Aquino, por parte de Nacional, se tenía que devolver 150.000 euros al Marítimo de Madeira como resarcimiento.

Víctor Aquino con la casaca del Sport Marítimo de Madeira, Portugal

Fue ahí que le dije que, es una cuestión interna de ustedes, si ustedes se ponen de acuerdo en disolver el contrato. Entonces sale Robert Harrison y me dice: lo que sí te queremos pedir un favor es acá con Víctor Aquino, que me firmó todos los papeles Aquino, es que nos representes en una operación, y era normal que las personas físicas y eso está avalado por la ley en la Argentina, que un particular le pueda vender como dueño a un jugador.

Entonces yo, en representación de Nacional, entre comillas, termino haciendo la operación de Víctor Aquino en 1.080.000 dólares -al club argentino Newell’s Old Boys-.

Dejé un vuelto de 20.000, yo me gané 60.000 dólares de comisión y esto lo sabe perfectamente Víctor Aquino y lo sabe perfectamente el Dr. Libio Franco que fue el abogado de Aquino, y lo sabe perfectamente Robert Harrison.

Se hizo la operación, se le preguntó a Víctor Aquino, quien era el dueño del 100% de los derechos económicos y dijo el empresario Miguel González Zelada. Pero ese era un acuerdo que se había hecho entre Víctor Aquino y Nacional -Robert Harrison- y como no violaba ninguna legislación argentina, yo dije, como no, con mucho gusto, yo recibo los 1 millón de dólares.

Entonces, el primer punto aquí es lo que hicieron para evadir los 150.000 euros que debían ir a favor del Marítimo de Madeira y yo no puedo entrar en ese momento a decir, mira lo que estás haciendo es legal o ilegal. Es una cuestión de la moral de Harrison con el Marítimo de Madeira.

Después hice la negociación, por suerte estaba intervenido judicialmente y administrada por un fideicomiso y todas las actividades deportivas, todas las contrataciones que hacía Newell’s tenían que pasar por un juzgado que administraba las cuentas en el club.

Fue así que se me hizo ese pago -de los 1 millón de dólares-.

Víctor Aquino en Newell’s Old Boys de la Argentina

Para sorpresa mía, después viene el abogado Libio Franco me visita y me dice: mira Miguel quiero hacerte una propuesta, esto le pueden preguntar a Libio Franco, me dice, mira, como vas a recibir 1 millón de dólares y como se rescindió con Víctor Aquino, ese dinero es de Víctor Aquino, pero realmente no era de Víctor Aquino, era de Nacional, porque se habían puesto de acuerdo Nacional -Robert Harrison- con Víctor Aquino.

Entonces me dice: mira nosotros vamos a firmar que recibimos el total de la operación y quédate con la mitad de la plata a lo cual yo respondí que de ninguna manera yo podía hacer eso porque sabían perfectamente que la plata yo tenía que entregar a Robert Harrison, a la gente de Nacional.

Fue así que se terminó de hacer la operación. Se hizo un primer pago de 550.000 dólares lo cual yo tengo todo documentado, después se hizo otro pago por la gente de Newell’s de 450.000 dólares totalmente legal, y ahí empieza el calvario. Por eso digo yo que este señor -Harrison- no tiene dignidad, no tiene escrúpulos con sus amigos.

Víctor Aquino y su abogado, utilizando influencias de algunos parlamentarios, logra de manera insólita, habiéndose realizado la operación en la Argentina, logra que un fiscal me impute y el caso lleva tres años y medio. Yo no había cometido ningún tipo de falta porque era una cuestión totalmente permitida en la Argentina.

Yo le había entregado los 1 millón de dólares al señor Robert Harrison, el cual nunca apareció en el Balance del club Nacional, pero esa es una cuestión particular de él. Yo me callé porque era algo de Robert Harrison con Nacional.

Pero después viene la cosa, se complica, me imputan, por el famoso 20% y yo soy una persona física, no soy un club, no soy una persona jurídica, por lo que no estaba obligado a dar el 20%.

Pero sí hubo una pelea entre Víctor Aquino con Robert Harrison y ahí tuve que salir a bancar todo un proceso judicial donde pidieron mi prisión, pidieron una garantía real de más del millón de dólares, me hicieron la vida imposible, pasé las de Caín y habré gastado aproximadamente, yo, ganando solo 60.000 dólares en la operación, fácilmente habré llegado a los 150.000 dólares en abogados por defenderme.

Y el señor Harrison, sabiendo bien que era su dinero -el que estaba en juego-, se hizo del perro muerto, desapareció totalmente.

Después el abogado de Víctor Aquino, ya cuando Robert Harrison era presidente de la APF, y sabiendo perfectamente toda la tragedia que yo estaba viviendo, porque realmente era una tragedia, si quería salir fuera del país tenía que pedir permiso como un delincuente, habiendo yo entregado al señor Harrison su dinero, pasamos muy mal con mi familia, tenía que estar inventando de todos lados para afrontar los embates judiciales, del Ministerio Público y fue una situación muy difícil para mí.

EN QUÉ CARÁCTER LE ENTREGO EL DINERO, NO LE HIZO FIRMAR UN RECIBO?

Yo no soy una persona improvisada, esas documentaciones están totalmente avaladas, documentaciones serias, no me voy a  estar exponiendo a decir cualquier cosa, ya tengo 23 años en esto, a parte que la operación se hizo a través del Banco Continental de Paraguay y después el club Newell’s emitió cheque cuando eso de 450.000 dólares.

No es que por que se me ocurre estoy diciendo esto, las personas que están involucradas saben perfectamente y existen documentaciones.

Yo llegué a juicio oral y público.

Acá no hay nada para ocultar, yo no vengo acá a hacer ninguna denuncia irresponsable contra nadie, ni vengo a tomarle el pelo a ustedes que son los seguidores en el Twitter.

Entonces todas esas documentaciones están bien hechas, por eso yo les digo que, de manera increíble me imputaron y después me acusaron por apropiación como si fuera que yo me apropie del dinero de Víctor Aquino.

Y por eso digo que el señor Robert Harrison no tiene escrúpulos, porque viendo todo lo que estaba pasando yo, y por supuesto que me querellaron, me imputaron, me acusaron, trataron de extorsionarme y de quebrarme por todas partes, y me decían, mira solo queremos que digas que es el dinero de Robert Harrison y retiramos la querella.

Entonces, yo me mantuve siempre firme en las documentaciones porque así decían los documentos que el dinero era mío.

Después viene una sanción mía de tres meses de la FIFA en donde, me acuerdo bien que era fin de año, estaba terminando de hacer otra operación, la de Miguel Samudio en el América de México y me quitan en la tapa de la FIFA: “Agente de FIFA paraguayo suspendido por tres meses” porque dicen que violé una norma de representarle al jugador y representar mis propios intereses.

Pero si me hubiese defendido la APF se hubiera notado claramente que yo no solo no le cobré un solo dólar a Víctor Aquino, como comisión, sino que a mí me había pagado la gente de Nacional. Entonces yo no viole ningún tipo de norma reglamentaria ante la FIFA.

Luego yo queriendo hablar con Robert Harrison, se hizo totalmente del desentendido, hablé con el Secretario General de la APF y yo seguía gastando millones y millones de guaraníes -en el juicio- y él ni siquiera dando la cara. Yo recuerdo una vergüenza para mí a nivel nacional que me llamaban y me preguntaban.

Se lee el Balance de fin de año de la APF y recuerdo que Jorge González, tesorero de la APF lee y dice: la APF pagó del dinero de fútbol playa, o sea de recursos que le correspondían al fútbol playa, una multa que le correspondía a Miguel González Zelada, por lo cual yo pasaba a ser el deudor de la APF.

Pero, ni siquiera por vergüenza Robert Harrison atinó a decir al tesorero, vení un poco aquí, yo pago los 40.000 de multa porque es mi culpa, este pobre tipo está pasando las de Caín por mi culpa.

No creo que Robert Harrison haya dicho a los presidente de clubes en alguna sesión, señores realmente el dinero es mío, se puede demostrar muy fácilmente que recibió la familia Harrison el dinero, lo puedo demostrar fácilmente, por eso les digo, no soy una persona improvisada y yo no creo que haya llamado -Harrison-a una reunión a decir, señores yo no tengo código, no tengo ética, no tengo dignidad, ese dinero yo me morfé del Club Nacional, ni aparece en el Balance del Club Nacional, cosa que a mí no me corresponde juzgar en ese momento porque era una cuestión entre Nacional, Robert Harrison y Víctor Aquino.

Luego me llaman y me dicen del Ministerio Público, te van a acusar, pero cómo me van a acusar si no existe ninguna prueba en contra de mi persona, no he obrado de manera mala, si pero hay una fuerte presión por algunos senadores, algunos diputados y efectivamente me acusaron y al acusarme me llevaron a juicio oral y público.

Se hizo la audiencia preliminar el caso se elevó a juicio oral y público y me dice Pio Barrios, quedate tranquilo voy a hablar con Robert -Harrison-. Me recibe una vez Robert Harrison y me dice, Miguel discúlpame no estaba enterado de lo que vos estabas pasando, o sea que, imaginate, si no sabe nada del tipo que le trajo su millón de dólares, fui suspendido por tres meses por la FIFA, fui imputado, fui acusado y llevado a juicio oral, imagínate si pasaba a prisión, pero él no estaba enterado, imagínense lo que será la APF manejada por una persona así.

Harrison en todo momento actuó de una manera poco ética, antidecente, ñembotavy y realmente fue una gran desilusión para mí.

Y bueno, me tomé este tiempo y como escuché lo del periodista mexicano, pero yo lo vengo diciendo hace bastante tiempo y realmente me cansó el tema, porque siempre es como que estoy tratando de poner un grano de arena, así como lo suelo escuchar a José Luis Chilavert, que es uno de los jugadores más grandes que produjo el fútbol paraguayo, tratando de colaborar con la Selección, no pero él es contrera, él es problemático, o algunos históricos de la Selección nacional que siempre quieren colaborar y que se les cercena el derecho de colaborar, de opinar porque él –Robert Harrison- se tiene que munir de gente que le responde a él.

Y como yo soy una persona que es imposible dominarme porque tengo mis propias ideas, eso me llevó a un bajón bastante terrible.

Y bueno, se llevó el millón de dólares, yo no visto nunca el Balance de Nacional, a ver si pueden mostrar que el millón de dólares que le entregué a Robert Harrison ingresó al club y si Robert Harrison tiene la capacidad moral para mirar la cámara en TV o hablar en los micrófonos de una radio, de hacer un careo conmigo de negarme públicamente todo esto.

Entonces, por qué no lo dije antes, lo digo ahora porque estoy cansado, estoy podrido, porque he recibido un montón de insultos hasta del propio Víctor Aquino, mensajes en mi teléfono devolvele la plata a Víctor Aquino, un montón de cosas que es muy difícil aguantar como persona.

Evidentemente que tengo muchos defectos y tengo algunas pocas virtudes y entre ellas que no soy coimero y que nunca me presté con ningún presidente de club para robarle un 20% a un jugador de su pase, cosa que es absolutamente normal hoy en el fútbol paraguayo.

Tampoco me presté con ningún jugador para joderle a ningún club. Ningún presidente de ningún club del mundo va decir que González Zelada es un agente o una persona coimera, jamás. Ya le he demandado a Olimpia le he ganado en el TAS 2,2 millones de dólares pero mantengo una relación excelente con la gente de Olimpia.

Yo en líneas generales tengo tantas cosas que decir, pero realmente me apena esto porque hay que limpiar el fútbol paraguayo.

Creo que Robert Harrison debe dar un paso al costado como presidente de la APF y que no me vengan a decir que alguien me hizo un guion para que yo hable porque creo que en el fútbol se me conoce, con mis defectos, con mis virtudes, a mi nadie me maneja, nadie me dice lo que tengo que hacer ni qué tengo que opinar.

El mensaje que les dejo es que tratemos de… ojalá que Robert Harrison de un paso al costado, que renuncie como presidente porque, escuché a Miguel Figueredo, presidente del Club Sol de América, a quien yo le adoro y le quiero muchísimo, decir que Harrison es un gran presidente. Yo voy a disentir con Miguel pero no voy a decir ninguna palabra porque Miguel Figueredo es una persona tan excelente.

Pero lo que le quiero decir a mi tocayo es, que se candidate él u otro. Creo que con tres mundiales fracasados, Robert Harrison debería dar un paso al costado y el hecho de haberse llevado 1 millón de dólares sin rendir cuenta a la masa societaria, porque Nacional no es de los Harrison, es de los socios de Nacional, creo que eso es un hecho bastante grave.

OTROS TEMAS

El empresario Miguel González Zelada se refirió a otros temas igualmente preocupantes que también guardan relación con la pésima gestión de Robert Harrison al frente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) y que iremos desarrollando en próximas entregas.

Inclusive, González Zelada dijo que tiene mucho más para decir y que irá revelando con el correr de las semanas.

 

redaccion@expressnews.com.py

 

 

Related Articles

1 Comentario

  1. […] Ahora el caso Rueda cobra otro cariz tras la denuncia del agente de jugadores Miguel González Zelada, quien la semana pasada ya había hecho una seria acusación en contra de Robert Harrison, afirmando que el mismo supuestamente se había quedado con los 1 millón de dólares de la transferencia del jugador Víctor Aquino, del Club Nacional local al Newell’s Old Boys de la Argentina. Acusan a Harrison de quedarse con dinero de transferencia de jugador […]

Deja un comentario

Stay Connected

22,878FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles

A %d blogueros les gusta esto: